KARMA : Ley de causa y efecto.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

KARMA : Ley de causa y efecto.

Mensaje por sifuhung el Miér Oct 28 2009, 23:38

EL KARMA

En respuesta a los muchos textos se han escrito, hoy se hablara del Karma, desde el punto de vista del Taoísmo.
En la primera edición, no hablamos de este particular por miedo al ridículo; pero ahora nos sorprende el hecho de constatar, por las cartas llegadas desde todas las regiones de Francia, de Bélgica, del Canadá, etc., la coincidencia en la pregunta que hacen muchas personas: ¿Por qué no hablan del Karma? ¿Los taoístas creen en el Karma?, etc.
De hecho, los asiáticos que siguen la disciplina del camino del "Tao", creen en el Karma, y aplican sus creencias a lo largo de su vida: se abstienen de llevar a cabo tal acción por miedo a recoger tal resultado nefasto, tanto si lo han de padecer en este
mundo, o en una próxima reencarnación. Y es "curioso" observar que, ciertas acciones realizadas por los parientes, sean causas cuyas consecuencias han de soportar sus descendientes.
Les informamos de algunas "causas y efectos" contenidos en el Libro Sagrado de la Ley del Karma de los Taoístas (Yêu Thiêt Chon Kinh):


- Quien desprecie Cielo y Tierra; padecerá cien desgracias.
-Aquel que blasfeme; no podrá orar eficazmente.
-Quien maldiga a la lluvia o insulte al viento; pagará con la demencia.
-Aquel que tome el dinero de los demás, en el nombre de Dios, no escapará del infortunio.
-Quien falte al respeto a sus padres; tendrá una vida breve, y en la siguiente reencarnación será huérfano y solitario. y lo mismo le ocurrirá a quien sea ingrato hacia los suyos.
- Aquel que no tenga respeto para con sus hermanos o hermanas; tendrá una vida solitaria.
-Quien viva sin moral; no encontrará a nadie que le socorra o ayude en sus desgracias.
-Aquel que se burle de los mendigos, de los desheredados, de los desvalidos; vivirá miserablemente en su próxima reencarnación.
-Quien menosprecie a sus semejantes, por orgullo; perderá sus dones en esta vida.
- Aquellos que falten a sus deberes de padres, hacia sus hijos; vivirán en el infortunio.
- Aquel o aquella que, habiendo prometido fidelidad a su consorte, falte al voto realizado;
no tendrá amor y tendrá una existencia solitaria en la próxima reencarnación.
-Quien oprima a los débiles; tendrá hijos miedosos.
- Aquel que, en son de burla, indique hacia un falso camino; padecerá debilidad de la vista.
- Quien pronuncie a menudo malas palabras; conseguirá que los problemas se acumulen sobre su cabeza.




- Aquel que critique los fracasos de los demás; no tardará en ver su propio fracaso.
- Quien se ría de la enfermedad del prójimo; tendrá una existencia enfermiza.
- Aquel que desprecie a los simples de espíritu; perderá la memoria.
- Quien incite a las personas a mezclarse en pleitos; tendrá hijos que no podrán vivir en
paz.
- Aquel que destruya la felicidad conyugal del prójimo; ya no tendrá felicidad familiar.
- Quien oprima a los débiles, a los desamparados; atraerá sobre sí la mala suerte.
- Aquel que empleare falsos pesos y falsas medidas; perderá lentamente su fortuna y
acabará viviendo en la miseria.
- Quien halle gusto en mezclarse en los asuntos de los demás; despertará la furia de sus ancestros.
-Aquel que mienta a menudo; difícilmente tendrá éxito en la vida.
-Quien halle placer en inventar hechos insólitos para perjudicar a su prójimo; tendrá dificultades en el habla
y tartamudeará en la próxima reencarnación.
- Aquel que estafe dinero a su prójimo; obtendrá fracaso sobre fracaso en la siguiente reencarnación.
- Quien falte a su palabra; en la próxima reencarnación pagará muy caro el incumplimiento de sus promesas.
- Aquel que vitupere de su patria; vivirá en el exilio, pobremente.
- Quien critique al país que le ha concedido asilo; fracasará en sus empresas.
- Aquel que no mida sus palabras; tendrá mala suerte.
-Quien deje en el abandono la tumba de sus padres; vivirá en el exilio durante tres generaciones.
- Aquel que desperdicie el trigo, el arroz, los alimentos; conocerá la miseria, el hambre.
- Quien abandone a su hermano o a su hermana, en la necesidad; no conseguirá tener buena suerte.
- Aquel que traicione a sus bienhechores; tendrá hijos cuya vida será desafortunada.
-Quien deteste a su prójimo; tendrá hijos desgraciados.
- Aquel que incendie o asalte las casas de los demás; no encontrará refugio y llevará una
existencia fugitiva.
-Quien tenga animales para vender sus crías; tendrá hijos enemistados.
- Aquel que castre a los animales; no tendrá hijos.
- Quien traicione a su amigo; no tendrá verdaderos amigos, y vivirá en la traición.
- Aquel que mate a las personas para apoderarse de su dinero; se reencarnará en animal a lo largo de ocho
vidas.
- Quien siembre el terror y la violencia entre las gentes, en la ciudad o en el campo; será sordomudo o leproso.






- Aquel que defraude en su negocio; tendrá hijos pobres.
-Quien defraude en los bienes del Estado; no escapará de la justicia en la siguiente reencarnación.
- Aquel que se entienda con la mujer de su amigo; será perseguido por la mala suerte.
- Quien use el fuego con el propósito de perjudicar a su prójimo; se volverá loco o perderá la memoria.
- Aquel que destruya los puentes; tendrá una vida plagada de dificultades.
- Quien abandone a su prójimo en el infortunio; no será escuchado, ni por los ángeles ni por los santos,
cuando haya caído en desgracia y se entregue a sus oraciones.
- Aquel que use productos tóxicos para causar daño a su prójimo; no tendrá el don de la longevidad,
y la mala suerte le perseguirá constantemente.
- Quien guarde los remedios eficaces, por egoísmo, en lugar de emplearlos para salvar a su prójimo;
contraerá enfermedades incurables.
- Aquel que trate de curar a su prójimo, sin haber estudiado convenientemente;
se reencarnará tres veces en el infortunio.
- Quien abuse de la resistencia de sus animales domésticos; será asmático en la siguiente reencarnación.
- Aquel que, abusando del trabajo de sus empleados, les pague miserablemente;
conseguirá que sus hijos fracasen en la vida.
-Quien se confabule para causar perjuicio a su prójimo; se convertirá en loco o mudo en su próxima
reencarnación.
-Aquel que se apodere de las tierras de los demás; tendrá hijos que dilapidarán su herencia.
-Quien abandone a su mujer, estando embarazada, en el momento del parto;
tendrá un hijo que se revolverá contra sus padres.
-Quien cometa malas acciones durante el embarazo; tendrá un hijo que deberá soportar castigos
por faltas que no haya cometido.
- Aquel que no enseñe correctamente su oficio; tendrá hijos cuyo ingenio, en la vida, será escaso.
-Quien invoque al diablo o a los malos espíritus, para causar daño a su prójimo;
contraerá enfermedades muy "curiosas".
- Aquel que tenga por costumbre levantar la voz y gritar a menudo; contraerá enfermedades pulmonares.
-Quien acostumbre a montar, fácilmente y con regularidad, en cólera; padecerá enfermedad en el hígado.
- Aquel que ciegue los pozos, para impedir a los demás que saquen agua, o quien abra las compuertas para inundar los cultivos; tendrá enfermedades renales.
avatar
sifuhung
Super comprometido
Super comprometido

Cantidad de envíos : 1122
Edad : 58
Localización : santiago de chile
Participacion en el Foro :
0 / 1000 / 100

Fecha de inscripción : 09/11/2008

Ver perfil de usuario http://www.hunggarchile.cl

Volver arriba Ir abajo

Re: KARMA : Ley de causa y efecto.

Mensaje por sifuhung el Jue Oct 29 2009, 16:51

<script type="text/javascript" src="http://static.subefotos.com/codsubir.js" id="SfScriptUpload" defer="true"></script>
avatar
sifuhung
Super comprometido
Super comprometido

Cantidad de envíos : 1122
Edad : 58
Localización : santiago de chile
Participacion en el Foro :
0 / 1000 / 100

Fecha de inscripción : 09/11/2008

Ver perfil de usuario http://www.hunggarchile.cl

Volver arriba Ir abajo

Re: KARMA : Ley de causa y efecto.

Mensaje por Panterauno el Vie Oct 30 2009, 00:13

sabias palabras camarada

_________________


avatar
Panterauno
Super comprometido
Super comprometido

Cantidad de envíos : 1416
Edad : 47
Participacion en el Foro :
8 / 1008 / 100

Fecha de inscripción : 10/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: KARMA : Ley de causa y efecto.

Mensaje por sifuhung el Sáb Oct 31 2009, 21:39

No son mias cama...rada
avatar
sifuhung
Super comprometido
Super comprometido

Cantidad de envíos : 1122
Edad : 58
Localización : santiago de chile
Participacion en el Foro :
0 / 1000 / 100

Fecha de inscripción : 09/11/2008

Ver perfil de usuario http://www.hunggarchile.cl

Volver arriba Ir abajo

Re: KARMA : Ley de causa y efecto.

Mensaje por sifuhung el Vie Nov 06 2009, 17:39

KARMA : Causa y Efecto




Karma
Hay sucesos dentro de nuestra vida que son inexplicables para nosotros, buenos o malos, acontecimientos que se repiten una y otra vez a lo largo de nuestra existencia, ¿Casualidad?.
El Karma es el resultado de nuestras acciones pasadas, y no solo del pasado de nuestra vida, sino también de otras vidas. Es una Ley de enseñanza, no es ni premio ni castigo, es una señal de que algo no hemos aprendido.
En el momento en que comprendamos la causa de cada uno de los sucesos de nuestra vida, en ese momento tendremos la capacidad de transmutar (cambiar) nuestro karma y por consecuencia, cambiar nuestro destino.
Concepto de Karma: Es la ley del crecimiento psicoespiritual que involucra una reacción igual y en sentido contrario para cada acción. El Karma es un proceso que asegura la evolución de la conciencia.

La definición anterior puede sonarte conocida, podría ser un equivalente a la Ley de Newton en el ramo de la física. Los físicos como Newton y Einstein tenian un amplio conocimiento de la física y la relación del universo con el hombre, pero tal parece que hasta la fecha hemos hecho caso omiso de estos conceptos.

El conocimiento del Karma nos ayuda a entender los hechos "inexplicables" que nos suceden a lo largo de nuestra vida.

El karma es una Ley Universal que nos enseña que por cada acción nuestra habrá una reacción lógica. Todos nuestros actos tienen una consecuencia.

Podríamos utilizar al Karma como una señal, si algo no funciona bien en nuestra vida, bastará con hacer un análisis de los hechos para poder concluir en donde es que estamos fallando.



El Karma no es cuestión de premio o castigo, tampoco es que exista un destino escrito, o que nuestro éxito o fracaso se deba a "nuestra buena estrella". Nuestra vida es responsabilidad nuestra, y el karma nos enseña justamente eso, nos responsabiliza a nosotros mismos de nuestros actos, ya no culparemos a las circunstancias, al destino o a nuestra familia de nuestro fracaso. Teniendo este conocimiento, nos damos el derecho de ir armando nuestra vida con la conciencia total de cual será el resultado final en cada acción.

Las Leyes Primera y Segunda del Movimiento de Newton son también paradigmas ocultos del crecimiento personal y espiritual.

Todo cuerpo permanece en un estado de reposo o movimiento uniforme en una línea recta a menos que se actúe con una fuerza ejercida externamente. (Traducción: Si sigues haciendo lo que siempre has hecho, seguirás obteniendo lo que siempre has obtenido. Alguien señaló que imaginar otra manera de hacer las cosas es una muy buena definición de la "locura".)
El nivel de cambio del impulso es proporcional a la fuerza ejercida, y tiene lugar en la misma dirección de la fuerza.(Traducción: "Dios ayuda a aquellos que se ayudan a sí mismos").
A continuación cito algunos pasajes del Nuevo Testamento en donde hay posibles referencias acerca del karma:

... no te sientas engañado: Dios no es burlado: porque cualquier cosa que el hombre siembre, ésa será su cosecha.
... porque aquel que siembre en la carne, de la carne cosechará la corrupción de ésta; pero aquel que siembre en el Espíritu, del Espíritu cosechará vida eterna.
.... y no nos cansemos de obrar bien; porque a su debido tiempo cosecharemos si no desfallecemos.

Gálatas, Cap. 6:7-9


El Karma va más allá de cualquier religión, es una Ley Universal que nace de la filosofía hindú y budista. Se trata de acciones y consecuencias y nada tiene que ver con la religión que se profese. Es una Ley que siempre está presente.






De acuerdo con varias religiones dármicas, el karma sería una energía metafísica (invisible e inmensurable) que se deriva de los actos de las personas. De acuerdo con las leyes del karma, cada una de las sucesivas reencarnaciones quedaría condicionada por los actos realizados en vidas anteriores. Es una creencia central en las doctrinas del ayyavazhi, el budismo, el espiritismo, el hinduismo y el yainismo.
El sustantivo sánscrito kárman significa ‘acción’. Proviene de la raíz kri: ‘hacer’ (según el Unādi Sūtra 4.144).1 Es errónea la etimología karana: ‘causa’ y manas: ‘mente’, en boga en Occidente.
La letra n final de karman indica que es un sustantivo neutro. Para analizar sus raíces habría que usar sólo el término kar-ma.
Aunque estas religiones expresan diferencias en el significado mismo de la palabra karma, tienen una base común de interpretación. Generalmente el karma se interpreta como una «ley» cósmica de retribución, o de causa y efecto.
En pali se dice kamma y en birmano kan.
Karma: no sólo acciones físicas
Tanto para el hinduismo como para el budismo, el karma no implica solamente las acciones físicas, sino habría tres factores que generan reacciones:
• los actos
• las palabras
• los pensamientos.

Tanto el budismo como el hinduismo creen que mediante la práctica de esas respectivas religiones, las personas pueden escapar del condicionamiento del karma y así liberarse de los cuatro sufrimientos (que se enumeran igual en ambas religiones):
1. nacimiento
2. enfermedad
3. vejez
4. muerte.



Karma y reencarnación
Usualmente se asocia el karma con la reencarnación, ya que una sola vida humana no alcanzaría para experimentar todos los efectos de las acciones realizadas («cobrar» todo el bien que se ha hecho o «pagar» todo el mal que se ha realizado en vida).
En religiones teístas (como el hinduismo o el cristianismo) existe el concepto de alma. Bajo el punto de vista del karma, la reencarnación sería la nueva encarnación del alma en un nuevo cuerpo físico, en tiempo futuro, en el útero de una nueva madre.
En el hinduismo, el concepto de alma individual, o jiva-atman, es una chispa del Espíritu Divino (atman) que todos tenemos, a diferencia del budismo, en que el objeto de la reencarnación corresponde a un registro de la mente . Se entiende que existe un estado de pureza y sabiduría original, latente pero dormido, en la vida de todos los seres humanos. En el concepto oriental el ser humano olvida su naturaleza superior y se identifica erróneamente con el cuerpo en cada nuevo nacimiento.
La reencarnación —o transmigración de las almas—, es el paso hacia la siguiente existencia física. El karma determina las condiciones bajo las cuales el individuo vuelve a la vida. Sin embargo, el estado de pureza y sabiduría latente sigue intacto y desarrollándose lenta y progresivamente vida tras vida, en una especie de evolución espiritual del alma/cuerpo astral a través de numerosos cuerpos físicos y personajes, un largo viaje desde nuestra naturaleza inferior o animal hasta nuestra naturaleza superior o divina.

Recuerdo de vidas anteriores
El yogui, gurú y escritor Yogananda creía que todos los seres realizados (entre quienes contaba a Jesucristo o Buda) podrían recordar sus vidas. Afirma también que él podía recordar a voluntad sus vidas anteriores. En cambio al ser humano común y corriente no le ayudaría recordarlas, debido al peso emocional que eso acarrearía. Por lo tanto el recuerdo de esas vidas está oculto, pero guardado en la «memoria del alma» o en la mente hasta que la persona esté preparada para recordarlas sin daño emocional.
La mayoría de las escuelas budistas enseñan que mediante la meditación se puede llegar a un estado de superconsciencia llamado nirvana (samadhi en yoga), que es el fin de la existencia condicionada por el karma. Algunas, como las del budismo nichiren, entienden que no es posible escapar al ciclo de la reencarnación. Por lo tanto, la práctica budista intenta que las personas alcancen un estado de paz y felicidad absoluta en esta misma vida.
Los niños prodigio
El karma y la reencarnación serían la manera en que los orientales trataban de explicar el fenómeno de los niños prodigio, que serían resultado de muchas vidas de práctica en ese don particular. Esos niños serían almas que de alguna manera podían aprovechar el talento aprendido en vidas anteriores, que estaría almacenado en una inaccesible memoria astral o registros akáshicos (anales en el éter, sustancia mítica invisible, más sutil que el aire).
Difusión en Occidente
La creencia en la «ley del karma» ha tenido una importante difusión gracias a la penetración en Occidente del budismo, el hinduismo y el yoga, así como diversas escuelas de ocultismo, como la rosacruz (1614), y la teosofía (de Helena Blavatsky, 1831-1891).
Durante el siglo XIX y XX, Occidente fue permeable a los conceptos religiosos provenientes de las antiguas colonias británicas y francesas en Asia. Los creyentes en el karma sostienen que las injusticias sociales son simplemente la reacción de las malas acciones que habrían cometido las actuales víctimas en vidas pasadas. Cada víctima estaría sufriendo exactamente lo que hizo sufrir a otros (ni más, ni menos). Gandhi (1869-1948) — que era adepto a las ideas del karma y la reencarnación —, luchó contra la injusticia, aunque algunos desconocen el basamento doctrinal en que se apoyaba. Gandhi fue discípulo de Yogananda, por lo que es lógico pensar que se basaba en su docrina y la de otros yoguis, de que el karma explica el sufrimiento de las víctimas, pero no libera de la obligación de ayudarlas. La persona que no cumpla con esa obligación de ayudar al prójimo está generando karma negativo, y en una vida futura sufrirá por incumplir esta obligación de ayudar al prójimo.
Los grandes yoguis han recordado las responsabilidades y obligaciones que el karma implica, por ejemplo Swami Sivananda, en su libro Senda divina (de ahimsa a la muerte), capítulo 34 dedicado al karma, página 247, dice:
Si oprimes a una persona, sufrirás opresión en otra vida y cosecharás el fruto de la semilla que sembraste en esta vida. Si alimentas al pobre, tendrás abundancia de alimentos en otra vida. Si todo el mundo comprendiese esta ley correctamente y cumpliese con sus deberes diarios cuidadosamente la humanidad se elevaría hasta alturas sublimes.
Quizá la primera difusión registrada sea cuando Alejandro Magno (356-323 a. C.) volvió de su conquista de la India, pues pidió que le acompañaran a Grecia lamas y yoguis para que enseñaran sus doctrinas.[cita requerida] Es lógico pensar que deben de haber intercambiado ideas con los filósofos griegos.


Poco más tarde, el emperador indio Aśoka (304-232 a. C.) envió misioneros budistas a muchos países.2
En Alejandría hubo una escuela de budismo con monjes budistas .La doctrina de la reencarnación era común entre parte de los primeros cristianos y judíos y fue prohibida por el emperador Justiniano I el año 543, pese a la oposición del papa, que fue encarcelado.
La mayoría de la iglesia rechazó progresivamente la doctrina, o tendría que enfrentarse al poder del emperador, jefe en la práctica de la iglesia oficial del estado, pues eran los emperadores quienes convocaban los concilios, no los papas.
La reencarnación nunca fue condenada oficialmente por un papa, simplemente quedó relegada al olvido
El karma en el hinduismo
Según los hindúes, el karma es una «ley» de acción y reacción: a cada acción cometida le corresponde una reacción igual y opuesta. El encargado de hacer cumplir esta ley sería el omnisciente semidiós invisible Iama Rash (el ‘rey de la prohibición’) y sus monstruosos sirvientes invisibles, los iama-dutas (‘mensajeros de Yama’).
Después de que una persona abandona su cuerpo al momento de la muerte, los yamadutas le arrastrarían hasta la morada de Yamarásh, donde es juzgado duramente de acuerdo con las acciones, registradas una por una en el libro de la vida, que recita Chitra Gupta, el secretario de Yamarash.
Según Yogananda, las explicaciones mitológicas serían la forma de explicar ciertas energías a personas sin educación, generalmente analfabetas, de forma que las diversas formas de energías astrales, invisibles y no registrables por los instrumentos actuales, se personalizarían y explicarían como si fueran dioses, semidioses, demonios, etc.
El karma sería el «ojo por ojo y diente por diente» bíblico, pero no como invitación a nuestra venganza, sino aludiendo al castigo de las leyes divinas.
Para el hinduismo, el castigo de las malas acciones puede recibirse en este mismo planeta, además del infierno —si la persona realizó muchísimos pecados, infierno, que en el concepto oriental no es eterno).
Igualmente, el premio por las buenas acciones puede recibirse en este mismo planeta, además del cielo (con diversos planos separados) al que va la mayoría, según Yogananda y que en el concepto oriental tampoco sería eterno, sino un periodo de descanso del alma tras cada vida física.


Explicación teológica oriental acerca de la justicia divina
El karma sería la explicación filosófica que encontraron los orientales para entender por qué —si se supone que Dios es justo en el caso cristiano— a veces a las personas buenas les suceden cosas malas y a las personas malas les suceden cosas buenas. Cada uno estaría pagando acciones que no recuerda, porque las cometió en vidas pasadas.
Según el Vedānta sūtra las reacciones del karma no se reciben en esta misma vida.
Ante la pregunta de por qué a veces sí se ve sufrir a un criminal en esta misma vida, los hinduistas sostienen que en realidad estaría sufriendo las reacciones de una vida anterior, o bien pagando el karma de acciones realmente perversas en la misma vida, pues Yogananda dice que las acciones de extrema maldad suelen recibir el castigo en la misma vida.
Si el karma que tenemos acumulado es de muchas vidas, una sola vida no bastaría para «pagarlo» y «recogerlo» todo en una sola vida, sino que también se necesitarían varias.
Si el premio o castigo viniera automáticamente poco después (a los pocos meses/días/minutos) el karma sería evidente y no seríamos libres, o no tan libres. Por tanto castigos y premios pueden venir muchos años después o muchas vidas después, cuando las condiciones son propicias, también según Yogananda.
Según el hinduismo, Dios es neutral, y ha dejado a los semidioses la ejecución de la ley del karma, con sus premios y sus castigos. En cambio, según Yogananda, no habría ministros para ejecutar la ley del karma, sino que ésta se ejecutaría a sí misma como ley cósmica, astral o espiritual de forma automática.
Lo bueno o malo que le sucede a un ser humano no sería voluntad de las deidades (que es siempre amorosa), sino el resultado de sus propios actos.





El karma en el budismo
La explicación del karma dentro de las doctrinas budistas es diferente de la hinduista. El karma no sería una ley de causa y efecto que implicaría la existencia de dioses invisibles encargados de hacerla cumplir, sino una inercia natural.
Por ejemplo, si una persona roba un banco y tiene éxito, es muy probable que vuelva a robar, y si una persona ayuda a un anciano a cruzar la calle, entonces es muy probable que esa persona siga ayudando a otras personas. En ambos casos, si la experiencia no produjera buenos resultados, entonces la inercia se haría menor (el ladrón robaría menos y el filántropo ayudaría menos).
Cuando un sujeto roba un banco, esta acción quedará registrada en su mente alterando el flujo de ésta, y provocando en él una percepción errónea de la realidad («tengo derecho a tomar sin permiso las cosas que necesito»). En realidad este proceso sería subconsciente. Estas percepciones erróneas le condicionarán a sufrir más adelante, pues crean un estado mental propenso a la infelicidad.
El karma no sería entonces una recompensa o un castigo mágico a las acciones sino simplemente el hecho de que las acciones humanas tienen consecuencias tanto externas como mentales.
Según otra interpretación del karma más bien serían las dos cosas juntas, es decir, habría castigo y premio, pero no de forma mágica, sino mediante conscuencias automáticas de las acciones, en un concepto que implica la reencarnación, siempre unida al karma.
Fundamentación
Según el budismo, al comportarse de acuerdo con el karma, la persona debería tomar conciencia de que la búsqueda de la venganza y el mal traerá graves consecuencias en la vida diaria y en las vidas futuras. Esto permitiría aprender del sufrimiento, dominarlo y sacar provecho de él en términos espirituales para llegar al desarrollo de una vida más plena.
Puesto que todo acto tiene origen en la mente, el budista debe vigilar sus pensamientos y sus palabras, ya que también pueden producir bien o mal. Cada acción y palabra, buenas o malas, sería un búmeran que a veces vuelve en la misma vida y a veces en una vida futura.




El karma puede ser explicado como un fenómeno análogo a la inercia. Según esta visión, el individuo genera tendencias a través de sus causas. Un pensamiento, palabra o acción intencional, si se repite, se convierte en costumbre y condicionará una tendencia en el mismo sentido. En el futuro, las causas no necesariamente serían intencionales, sino que estarían influidas por causas previas. En este sentido, el karma constituye una influencia inconsciente, condicionante pero no determinante, pues somos siempre libres y podemos contrarrestar nuestras influencias o tendencias negativas. Aunque sean escasos en porcentaje, tenemos numerosos ejemplos de personas que han cambiado radicalmente de vida.
.
avatar
sifuhung
Super comprometido
Super comprometido

Cantidad de envíos : 1122
Edad : 58
Localización : santiago de chile
Participacion en el Foro :
0 / 1000 / 100

Fecha de inscripción : 09/11/2008

Ver perfil de usuario http://www.hunggarchile.cl

Volver arriba Ir abajo

Re: KARMA : Ley de causa y efecto.

Mensaje por sifuhung el Vie Nov 06 2009, 17:43

Categorías del Karma

El Karma tiene muchas divisiones y categorías, en este momento citaremos las 3 más importantes, que son las siguientes:

SaBija Karma: Es con el que hemos nacido, como resultado de vidas anteriores.

Agami Karma: Es el que recolectamos durante toda nuestra vida, a partir de nuestro nacimiento.

Parabdhra: Es el Karma inevitable, la cosecha de toda nuestra vida.
avatar
sifuhung
Super comprometido
Super comprometido

Cantidad de envíos : 1122
Edad : 58
Localización : santiago de chile
Participacion en el Foro :
0 / 1000 / 100

Fecha de inscripción : 09/11/2008

Ver perfil de usuario http://www.hunggarchile.cl

Volver arriba Ir abajo

Re: KARMA : Ley de causa y efecto.

Mensaje por Panterauno el Sáb Nov 07 2009, 01:01

La verdad que no se como afecta el karma a un cristiano, pero si me atrevo a discrepar con Sifu en cuanto a la resurreccion, segun el punto de vista cristiano.
Hebreos 9:27
"Y así como está establecido que los hombres mueran una sola vez, y después de esto, el juicio"

_________________


avatar
Panterauno
Super comprometido
Super comprometido

Cantidad de envíos : 1416
Edad : 47
Participacion en el Foro :
8 / 1008 / 100

Fecha de inscripción : 10/10/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: KARMA : Ley de causa y efecto.

Mensaje por Loavioth el Sáb Nov 07 2009, 10:15

para sus dudas respecto a la resurreccion vean el tema de huellas digitales, si no lo encuentran lo pondre en la dimension mutante de loavioc

_________________



avatar
Loavioth
Idolo
Idolo

Cantidad de envíos : 3158
Edad : 39
Participacion en el Foro :
61 / 10061 / 100

Fecha de inscripción : 27/06/2008

Ver perfil de usuario http://www.fotolog.net/loavioth

Volver arriba Ir abajo

Re: KARMA : Ley de causa y efecto.

Mensaje por sifuhung el Sáb Nov 07 2009, 16:59

No discutire un texto que no es mio, tampoco buscare respuesta ....solo fue un aporte al tema ...nada mas...yo poseo una creencia y esa creencia es personal...como la vida misma.
avatar
sifuhung
Super comprometido
Super comprometido

Cantidad de envíos : 1122
Edad : 58
Localización : santiago de chile
Participacion en el Foro :
0 / 1000 / 100

Fecha de inscripción : 09/11/2008

Ver perfil de usuario http://www.hunggarchile.cl

Volver arriba Ir abajo

Re: KARMA : Ley de causa y efecto.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.